Novedades

La privacidad en la era digital, un tema sensible

La privacidad en la era digital, un tema sensible

Uno de los aspectos que culturalmente se ve más afectado en la era digital es la concepción tradicional que tienen las personas acerca de la privacidad. El crecimiento inaudito de las redes sociales, sobre todo, y el avance en la capacidad de los dispositivos de almacenamiento se conjugan para que la privacidad se vea alterada en la era digital por lo que no sólo los usuarios se cuestionan este tema sino también, los expertos.

¿Qué derecho poseen los usuarios sobre la propiedad de sus datos? “Algunos sostienen que una vez subidos a la web, el usuario ha perdido la propiedad sobre sus datos, debiendo permanecer en constante disponibilidad para el público en general. Otros sostienen que la solución no es tan simple: la protección de la privacidad debiese operar a todo evento, incluso con datos que han sido voluntariamente puestos a disposición del universo virtual” explica Isabel Arriagada, del equipo de Temas Legales de Guioteca.com

La Comisión Europea de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía ha propuesto el “derecho a ser olvidad” que permite a los usuarios eliminar cualquier información que se encuentre en Internet que consideren degradante o incorrecta. Al mismo tiempo, los diferentes países europeos están contemplando en sus leyes la posibilidad de que las bases de datos (que se encuentran en plataformas como Google o de redes sociales) pueden ser vendidas con fines de campañas comerciales. No sucede lo mismo en Estados Unidos ya que en ese país, existe una tendencia cultural en la que se tiende a prevalecer el acceso a la información por sobre el derecho a la privacidad.

Esto nos muestra una situación muy dispar entonces, entre Estados Unidos y Europa, ya que en el viejo continente la privacidad “tiene mayor presencia como derecho humano” como explica Arriagada.

“Frente a este derecho a la privacidad digital, cuya presencia y discusión ha aumentado conforme al crecimiento de las redes sociales, hay algunos que se han manifestado derechamente en contra de su protección, sosteniendo que las autoridades deben hacer primar el derecho del público de acceder a la información que se considere necesaria. De otro modo, si se permitiera a los usuarios bajar su propia información, estarían creándose instancias de censura que atentan contra la libertad de expresión y la apertura de internet”, agrega.

En nuestro país, el recurso de Habeas Data da derecho a que cualquier persona no sólo pueda conocer la información que está depositada en un banco de información como así también de solicitar rectificaciones, eliminaciones o incluso, impedir su publicación sin permiso. Pese a esto, en lo que se refiere a información difundida por Internet,  las cosas no son tan claras ya que a justicia tiene a favorecer la libertad de expresión sobre todo si este es real y de impacto público. La gran pregunta entonces es cómo controlar el gran volumen de datos que pueden circular sobre nuestra marca.

EcovirtualLa privacidad en la era digital, un tema sensible

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *