Novedades

ANÁLISIS PROTOCOLO USO DE ARMAS EN ARGENTINA

Para descargar el informe completo haga click aquí : Informe Protocolo de uso de armas en Argentina

CONCLUSIONES GENERALES

A partir del análisis realizado se observa, por un lado, cómo el eje va cambiando desde un debate acerca de las decisiones en materia de Seguridad; a un debate casi exclusivamente acerca de partidos y estrategias políticas.

Este fenómeno se ve reflejado principalmente en los medios de comunicación; y se traslada paulatinamente a los comentarios de los usuarios.

-Pasada la cumbre del G-20 y con las primeras repercusiones del tema, el centro estaba puesto en la aceptación o rechazo de este protocolo como estrategia para combatir la inseguridad.
-Desde el punto de vista de los usuarios, predominan quienes están a favor de esta medida. En algunos casos se pone el énfasis en la prevención y disminución de la violencia; y en otros, el foco está puesto en que los ciudadanos comunes y policías dejen de ser quienes sufren la violencia, y se traslade a los que delinquen (esta postura denotan el cansancio, frustración y enojo de la gente ante la inseguridad).
-En el último día, y principalmente a partir de los mensajes de Elisa Carriórechazando esta medida y atacando a la Ministra de Seguridad Patricia Bullrichy a Mauricio Macri; el debate cambió su eje hacia estrategias y partidos políticos, donde muchas teorías y discusiones van cobrando protagonismo: quiebre en Cambiemos; Fórmula de Macri con Bullrichvs. Carrió; Vidal y Carrióvs. Macri; y alineamiento de Carriócon el Peronismo.
-De esta forma, este tema profundiza aún más la grieta, donde la gente se mantiene fluctuante y confundida. A partir del análisis realizado se puede decir que, hasta ahora, la tendencia de percepciones de los usuarios respecto a esta medida favorece la imagen del Presidente  Macri.
Jose NorteANÁLISIS PROTOCOLO USO DE ARMAS EN ARGENTINA
Seguir Leyendo

Big Data – Agregando una nueva dimensión a los espacios públicos

La mayoría de nosotros encontramos espacios públicos en nuestra vida cotidiana.

Ya sea espacio físico, un elemento visual  o un modo de transporte .

Pero durante las últimas dos décadas, las tecnologías digitales como los teléfonos inteligentes y el Internet de las cosas están agregando capas adicionales de información a nuestros espacios públicos y transformando el entorno urbano.

Tradicionalmente, los espacios públicos han sido diseñados cuidadosamente por los planificadores y arquitectos urbanos.

La teoría dice que el comportamiento en los espacios públicos pueden guiarse por la forma en que se planifica el entorno.

El espacio público es un hecho que las personas reciben y utilizan dentro de los términos y las pautas proporcionadas.

Si bien estas ideas siguen siendo relevantes, la información es ahora otro material clave en los espacios públicos.

Cambia la forma en que la gente experimenta la ciudad.

Uber nos muestra la posición de sus conductores más cercanos, incluso cuando están fuera de la vista; las aplicaciones de búsqueda de ruta, como Google Maps, nos ayudan a navegar a través de territorios desconocidos.

Pero no solo estamos recibiendo información, también la estamos generando.

Ya sea que le “guste” algo en Facebook, busque en Google, compre en línea o incluso el acceso a Wi-Fi.

Todos los datos creados por estas acciones se recopilan, almacenan, gestionan, analizan y negocian para generar valor monetario .

Diluvio de datos

Estos datos proporcionan actualizaciones precisas y continuas de cómo está evolucionando la sociedad y generando ganancias para las empresas.

Que pueden ser utilizados por los gobiernos y diseñadores para administrar y diseñar espacios públicos.

Antes de los grandes datos, los arquitectos diseñaron espacios basados ​​en suposiciones de cómo las personas probablemente los usarían.

Ahora, el espacio público se está volviendo cada vez más dinámico. La información sobre el consumo se utiliza para dar forma a la producción, en un proceso híbrido llamado ” prosumption “.

Un ejemplo:las competiciones de televisión donde los espectadores tienen un papel activo en la decisión de quién permanecerá o abandonará el programa.

En un contexto urbano, existe el sistema de datos abiertos TfL , donde todos los datos producidos por los titulares de Oyster Card.

Se ponen a disposición de las personas para crear conciencia, desarrollar nuevos programas, visualizar datos o analizar estadísticas.

Ciudades digitales

Y esto es sólo el principio. Un número creciente de proyectos está demostrando los impactos potenciales de big data en nuestra experiencia de los espacios públicos.

Por ejemplo, la empresa de ingeniería Arup creó una “red” de datos públicos que permite a las personas ver su impacto directo en los datos urbanos en tiempo real.

Si es verdad que las ciudades se están convirtiendo cada vez más en redes sociales espaciales de interacción : entonces podemos continuar produciendo sin pensarlo un diluvio de datos que resultará en el espacio en el que vivimos, o podemos comenzar tomando el control de ello.

Si todos usamos el poder y la potencialidad del Big Data y la Computación Ubicua de una manera inteligente. Podemos contribuir activamente a la creación del reino público, ingresando datos y generando información de manera consciente.

Al ser conscientes, del impacto de nuestras fuentes de Twitter, las respuestas de Facebook o el intercambio de información personal.

Podemos hacer que los analistas y corredores de datos vayan en una dirección específica u otra.

Por ejemplo, los gráficos animados en código en las pantallas LCD gigantes en Times Square responden a la hora del día, la cantidad de personas en la plaza y los eventos que ocurren en un momento específico.

La gente en la plaza puede cambiar la configuración del fondo moviéndose por las diferentes partes del espacio público.

Si el público sabe que sus acciones (productoras de datos) se escuchan, recopilan y utilizan para dar forma a las decisiones.

Pueden convertirse en una parte activa de ese proceso.

Proyectos como Live Singapore!  que proporciona una plataforma para la recopilación, elaboración y distribución de datos en tiempo real sobre la ciudad.

Muestra cómo las personas pueden usar los datos urbanos que ayudan a crear, para comprender mejor su ciudad e informar sus acciones.

Conclusión

Todavía estamos muy lejos del día en que los espacios públicos se configuran como las personas desean, en tiempo real, con un alto nivel de personalización. Tomar conciencia de cómo las acciones individuales pueden moldear los espacios públicos es solo el primer paso.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation

Mariana SosaBig Data – Agregando una nueva dimensión a los espacios públicos
Seguir Leyendo

La inteligencia artificial juega con nuestras emociones

IA juega con nuestras emociones

El hombre es un ser emocional y las emociones están en el corazón de todas nuestras acciones. Nos gusta imaginarnos a nosotros mismos como seres racionales.  Sin embargo, son nuestras emociones las que guían nuestro comportamiento, nuestras decisiones y nuestras acciones.Por ejemplo, un producto defectuoso generará emociones como la ira que me causarán un sentimiento negativo con respecto a la marca.

¡Todo debe ser experiencial!

” Las empresas han comprendido que controlar las emociones puede ser la clave para vender. Por eso les interesa mucho. Es la base del ”  marketing experiencial  ” donde cualquier interacción con el cliente debe ser una experiencia increíble. Piénselo cuando vea los esfuerzos realizados por compañías como Apple en cosas tan insignificantes como su empaque en términos del valor del producto.

Los usos se multiplican y coquetean con los límites de la ética:

  • Marketing: las agencias integran la medición de las emociones en sus análisis.
  • Medios, marcas y productos: la medición de las reacciones de un panel a una creación (una película, un anuncio, un discurso, etc.) permite evaluar su potencial. Lo mismo con las pruebas de producto que guían su diseño.
  • Gestión de recursos humanos: el análisis del comportamiento y el rostro de los candidatos o colaboradores durante las entrevistas permite detectar posibles riesgos.
  • Bienestar: cada vez más objetos conectados te permiten verte como la banda de Dreem que “combina los métodos más efectivos, desde la biorretroalimentación hasta la neuromodulación, para mejorar tu sueño diario”

Nuestras emociones: nuevo campo de juego para la IA.

Dominar las emociones es, por un lado, comprenderlas y, por otro lado, generarlas:

  • Comprenderlos es poder medir el impacto del medio ambiente en las personas. ¿Cómo se percibe mi producto? ¿Mi campaña publicitaria? etcétera
  • Generarlos es poder despertar tales emociones en un individuo. Es el grial de toda comunicación comercial.

“Todo es artificial, hasta cierto punto” (Andy Warhol)

El estado del arte de la investigación científica aún no permite esta hazaña para comprender las emociones.Pero al no comprender las emociones, la inteligencia artificial hace posible medir los efectos, las huellas. Un nuevo término viene a dedicar este nuevo campo de juego a los algoritmos: la computación emocional o afectiva (“Computación afectiva”).

Con los datos disponibles y las técnicas de aprendizaje automático en general, y el aprendizaje profundo en particular, podemos construir modelos para medir las emociones.

En esta carrera para medir todos los datos son buenos:

  • Textos: estos son los datos más utilizados. Comentarios, conversaciones, avisos en sitios especializados, todo vale.
  • Imágenes y videos: esta es probablemente la fuente más rica de datos para medir emociones. Las últimas tecnologías de inteligencia artificial permiten evaluar los rostros y los movimientos de los ojos, analizar los gestos y seguir los movimientos respiratorios.
  • La voz: transmite mucha información sobre el estado emocional de una persona. La entonación, el ritmo, la respiración … todo es bueno para el análisis.
  • Los sensores: siempre más numerosos, permiten medir señales hasta ahora inaccesibles. Por ejemplo, con el aumento de los relojes conectados, es posible medir de forma furtiva y casi continuamente la frecuencia cardíaca, la sudoración, los movimientos del cuerpo, etc.

Si combina todas estas fuentes de datos, obtendrá una medida bastante precisa de las emociones. Queda por dar sentido a estas medidas.

Después de la medición, en el camino a la generación de emociones.

El control de las emociones es todavía limitado:

Por el momento estamos en la infancia, pero no faltan los actores que invierten en esta área. Google, por ejemplo, trabaja en Google Duplex, un chatbot de voz cuya voz y artilugios artificiales dan la ilusión de tratar con un ser sensible. La demostración es impresionante en este punto.
En otra zona está la carrera por la IA creativa. Por ejemplo, Olivier Reynaud quiere que AI sea capaz de generar películas ganadoras de un Oscar.

Los límites

El control de las emociones es todavía limitado:

  • Límite ético: este es probablemente el límite más fuerte. ¿Qué queremos hacer con estas nuevas capacidades? China muestra un camino que no tiene nada de distopía.
  • Limitación técnica: los enfoques de aprendizaje profundo que son muy utilizados en este campo requieren una gran cantidad de datos que las empresas no tienen fácilmente a su disposición. Con la transferencia de aprendizaje, que implica el uso de un modelo entrenado y su especialización, este límite se vuelve menos fuerte.
  • Límite creativo: todavía estamos en el principio y, por el momento, las tecnologías “emocionales” se utilizan principalmente para medir el impacto de una acción o un mensaje. Pero el potencial de estas tecnologías va mucho más allá.

El manejo de emociones a menudo se presenta como la próxima frontera de la IA y, si existe un límite, queremos que sea un espacio rico y rico en valor para todos.

Fuente: Christophe Tricot, Gerente de Inteligencia Artificial en Kynapse byOpen

Mariana SosaLa inteligencia artificial juega con nuestras emociones
Seguir Leyendo

Encuestas: el servicio, gran preocupación

Se cuestiona también la transparencia, acusando al intendente de hacer acuerdos para “favorecer a sus amigos”, y por eso el servicio continúa en manos de estas empresas y los problemas son arrastrados desde hace años.

La basura, para los cordobeses, es uno de los principales problemas de la ciudad. Así lo dicen tres encuestas realizadas entre julio, agosto y septiembre en la Capital.

Por un lado, la consultora Reputación Digital analizó (entre agosto y octubre) las menciones y el alcance en redes sociales, internet y clipping digital que incluye la palabra clave “Ramón Mestre”.

“La basura representa el principal eje de reclamos de los vecinos de la ciudad”, dice el informe. “En el último período, estos reclamos se han incrementado debido a los continuos paros de las empresas de recolección de basura, la mala calidad del servicio, y el mal estado en el que se encuentran distintos barrios de la ciudad”, agrega.

“Los vecinos cuestionan también la cantidad de fondos destinados a este servicio, con dinero que sale de los impuestos municipales; y que no haya una adecuada respuesta y solución”, agrega Reputación Digital. El dato: las menciones negativas saltaron de 86 por ciento en agosto al 96 octubre.

Por último, se cuestiona también la transparencia, acusando al intendente de hacer acuerdos para “favorecer a sus amigos”.

Y por eso el servicio continúa en manos de estas empresas y los problemas son arrastrados desde hace años.

Por su parte, la consultora Explanans (midió entre julio y agosto pasados, sobre 800 casos) afirma que el 20,7 por ciento de los cordobeses considera que la basura es uno de los dos problemas principales de la Capital. ¿El otro? El transporte (21,6 por ciento).

Además, el 38,8 por ciento de los encuestados afirmó que el servicio de la basura debería ser de “gestión estatal”.

Otro que trabajó sobre la problemática de la basura (encuesta de septiembre, sobre 1.118 casos) fue el Grupo Feedback. El 32,2 por ciento de los encuestados dijo que el servicio de recolección es “malo”.

Pero a eso, se le podría sumar la opinión crítica de un 37,4 por ciento sobre el barrido y la limpieza de la ciudad (es el porcentaje que afirmó que el servicio era “malo”).

El directo de Feedback, Gastón Toro, aclara que la mayor preocupación de los cordobeses es la seguridad. Pero remarca: “La problemática de la basura y del barrido se muestra más claramente en la periferia, en sectores más populares como Villa El Libertador”.

Por Federico Giammaría para La Voz del Interior
Mariana SosaEncuestas: el servicio, gran preocupación
Seguir Leyendo

Las tecnologías digitales están a punto de derrotar a la democracia y el orden social

 

Las plataformas de redes sociales, los datos masivos, la tecnología móvil y la inteligencia artificial, que dominan cada vez más la vida económica, política y social, amenazan el sistema de gobierno occidental.

 

Jamie Bartlett lleva diez años trabajando en la relación entre nuevas tecnologías y democracia. Cuando comenzó escribía “panfletos sobre cómo la tecnología digital instilaría nueva vida en nuestro sistema político fatigado más allá de la esperanza”. Ahora escribió en su nuevo libro, The People Vs Tech: How the Internet Is Killing Democracy (and How We Save It).

El pueblo versus la tecnología: Cómo internet está matando la democracia (y cómo la salvamos) abre con una advertencia.

En los próximos años o la tecnología destruirá la democracia, o la política impondrá su autoridad sobre el mundo digital. Se vuelve cada vez más claro que la tecnología está ganando esta batalla.

Bartlett,se refiere específicamente a las “tecnologías digitales asociadas con Silicon Valley: plataformas de redes sociales, datos masivos, tecnología móvil e inteligencia artificial, que dominan cada vez más a vida económica, política y social”. Como experto en el área las valora.

Cree que tienden a expandir las capacidades humanas y hasta a crear más felicidad. “Pero eso no significa que sean buenas para la democracia”.

Las redes sociales, los datos masivos, la tecnología móvil y la inteligencia artificial afectan a la democracia, que es analógica.

En un nivel profundo, estos dos grandes sistemas —tecnología y democracia— están trabados en una lucha encarnizada.

Son los productos de épocas completamente diferentes y funcionan según distintas reglas y principios.

El engranaje de la democracia se construyó en la era de los estados nacionales, las jerarquías y las economías industrializadas.

Las características fundamentales de la tecnología digital van en contra de este modelo.

Es no-geográfica, descentralizada, impulsada por datos, sujeta a los efectos de red y el crecimiento exponencial“.

En pocas palabras: “la democracia no fue creada para esto.

La distopía amenazante a temer es una democracia vacía dirigida por máquinas inteligentes y una nueva élite de tecnócratas ‘progresistas’ pero autoritarios.

Aunque concede a los empresarios de Silicon Valley una fe honesta en el poder emancipador de la tecnología digital.

Bartlett “La democracia es analógica, no digital”, escribió.

Seis pilares hacen que la democracia funcione, sintetizó: ciudadanos activos, una cultura común, elecciones libres, igualdad entre las partes interesadas, competencia económica con libertad civil y confianza en la autoridad.

Los seis son vulnerables a las tecnologías y alrededor de esos problemas organizó el libro.

Los ciudadanos dejan de ser activos por la adicción a los dispositivos y las plataformas. “Vivimos en un panóptico publicitario gigante”, definió.

“El sistema de recolección de datos y predicción es  la manifestación más reciente en una historia de esfuerzos para controlarnos“.

La publicidad es el uso de la psicología para influir en la decisión de compra de las personas.

Google, Snapchat, Twitter, Instagram, Facebook  han dejado de ser empresas tecnológicas: son también firmas publicitarias.

Bartlett midió su propia conducta y citó a Adam Alter, quien advirtió que la adicción al alcohol y el tabaco están dejando espacio a la dependencia digital: no es que la gente —en especial, los jóvenes— rechacen esas y otras sustancias para vivir más sanamente.

Sino que sus cerebros reciben las descargas de dopamina de otras fuentes, como el “me gusta” o el click.

“En 2004 Facebook era divertido”, escribió Alter. “Y en  2016 es adictivo”. En el camino, surgió la “economía de la atención”.

Las redes sociales crean ciudadanos pasivos, adictos a la pantalla en busca del “me gusta” o el click.

Los datos están en el centro del asunto: permiten a las empresas conocer al usuario más de lo que él se conoce a sí mismo, y dirigirle avisos a medida.

De allí el valor de los algoritmos que sí pueden procesar esos volúmenes enormes de datos, y más: “Lo aterrador de los algoritmos de datos masivos es cómo pueden averiguar cosas sobre nosotros”, según el autor.

¿El objetivo? Publicidad. De comida para perros, seguros de salud,candidatos políticos.

Y más: el panóptico moderno, “esta clase de visibilidad y monitoreo permanente, es una manera de imponer conformidad y docilidad.

Estar siempre bajo vigilancia y saber que las cosas que uno dice se juntan y se comparten crea una autocensura moderada pero constante“.

Eso daña la capacidad de desarrollar un juicio propio como ciudadano.

Porque para pensar por uno mismo, es necesario cometer errores y aprender. ” Un problema adicional es la manipulación.

Si el objetivo es que una persona pase más tiempo en una plataforma para mostrarle más publicidad,

Delegar las decisiones en la inteligencia artificial  no sólo eliminaría la dimensión moral del ser humano, también erosionaría su capacidad de pensar libremente.

“Dado lo malos que a veces somos al tomar decisiones difíciles, el resultado podría ser una sociedad más sabia y más humana.

Pero difícilmente se podría llamar democracia a un lugar así“.

“Los líderes políticos evolucionan con el nuevo medio de información: de ahí el ascenso de populistas que prometen respuestas emotivas, inmediatas y totales“, interpretó Bartlett.

“Pero las tribus beligerantes de ciudadanos sin eje, confundidos, son las precursoras del totalitarismo”.

Expresiones como burbuja de filtros, noticias falsas y posverdad se han popularizado a medida que las noticias circularon por las plataformas .

Y la desinformación hizo que las personas recortaran sus fuentes a la medida de sus creencias.

“Con la conexión infinita, encontramos gente similar y con ideas similares, y nos apiñamos”. La fragmentación no tiene límite.

“En internet cualquier puede encontrar cualquier clase de comunidad que desee (o inventar la propia)”, señaló el autor.

Así la re-tribalización puede convierte cualquier grupo en una horda.

“El tribalismo es comprensible, pero en definitiva daña la democracia.

Porque tiene el efecto de agrandar las pequeñas diferencias entre nosotros y transformarlas en golfos enormes, insuperables“.

Internet, como medio ante todo emocional, exacerba la tendencia humana al tribalismo y la reacción sin reflexión.

Pero, advirtió el especialista, “si el partidismo se impone a todo, la democracia deja de funcionar porque el acuerdo se vuelve imposible“.

La red también permite el acceso a las tribus enemigas.

La característica es de los humanos, no de la tecnología. Sin embargo, las tecnológicas “convirtieron estas debilidades psicológicas en rasgos estructurales del consumo de noticias y las explotaron para ganar dinero”, observó el texto.

Zuckerberg puede insistir en que Facebook es una plataforma, donde circulan todos los contenidos —no un medio. “Ser aparentemente neutral es en sí una suerte de decisión editorial.

Aun la más leve de las confirmaciones sesgadas crea un ciclo de auto-perpetuación, una burbuja en la que no hay otro.

Y sin otro no hace falta democracia.

La legitimidad de las elecciones se pone en cuestión a partir de la manipulación de la intención de voto que hacen posible los datos masivos. (Reuters)

Uno de los temas centrales del libro, la pérdida de legitimidad de las elecciones libres. Muestra cómo “los datos masivos y la micro-localización pueden ganar votos”.

Y esta competencia no va a terminar, advirtió Bartlett. “Cada elección se datifica de esta manera.

Realizada por una red de contratistas privados y analistas de datos que ofrecen estas técnicas a los partidos políticos en todo el mundo”.

El problema mayor que ve, si se deja estas técnicas sin control, es que su evolución “va a cambiar cómo hacemos una opción política, qué clase de gente elegimos e incluso si pensamos que nuestros comicios son realmente libres y justos“.

Si los partidos políticos tradicionales han girado alrededor de la construcción de programas, ideas que permitían que ciudadanos con intereses variados se organizaran colectivamente.

El big data es lo opuesto: la atomización, la división en grupos de intereses específicos al punto de un modelo personalizado.

Una consecuencia es que reduce la responsabilidad de los funcionarios: “La hiperpersonalización incentiva a los políticos para hacer distintas promesas a distintos ‘universos’ de usuarios”.

Inclusive contradictorios: no hay manera de exigir rendición de cuentas. Tampoco las autoridades pueden verificar la legitimidad del mensaje dado que son una mirada de avisos personalizados.

Y los psicográficos de Alexander Nix, seran obsoletos en comparación con el identikit del votante que podría permitir la internet de las cosas.

“Dentro de una década, la heladera sabrá a que hora comemos, el auto conocerá dónde estuvimos, etc”, ilustró.

Echo, el asistente personal de Amazon, y otros dispositivos conectados a la red poseerán una cantidad gigantesca de datos sobre los votantes del porvenir cercano.

Y como la naturaleza del mensaje digital es la deslocalización geográfica, podría llegar de las oficinas de Internet Research Agency.

“En el cuadrilátero rojo: un negocio multimillonario de influencia y control que se vuelve más exacto y dirigido cada año.

En el cuadrilátero azul: un puñado de reglas electorales viejas y obsoletas diseñadas para la era de los medios masivos y el proselitismo puerta a puerta“.

Bartlett  aborda el problema de la desigualdad social. A partir del impacto de la inteligencia artificial en el mercado de trabajo.

“En lugar de especular sobre un ‘futuro sin trabajo’ deberíamos preocuparnos por la creciente desigualdad“, advirtió.

Que podría ser tan aguda como para “borrar de la faz de la Tierra a la clase media”.

El paso del aprendizaje automático al aprendizaje profundo puede demorar.

Pero afectará seriamente el tejido social;Bartlett cree que es más probable que terminen en “trabajos más precarios, temporarios, de bajos ingresos“.

Tal vez puedan “limpiar las máquinas que limpian las máquinas que reparan los camiones sin conductor que alguna vez ocuparon”.

La irrupción de la inteligencia artificial en el mercado de trabajo, amenaza la existencia de la clase media.

Los trabajos no rutinarios que son muy bien pagos (ingeniero de Google) o muy mal pagos (jardinero) no encabezan la lista de los reemplazables.

“Son los empleos en el medio, que se podrían llamar ‘de conocimientos rutinarios’, los que estarán más en riesgo

Otro problema es la tendencia de las tecnologías al privilegio.

La tecnología da poder a quienes tienen el dinero o las habilidades para aprovecharla“.

Lo cual lleva al punto siguiente: competencia económica con libertad civil. “La ilustración más extrema  sobre cómo las tecnologías digitales impulsa la desigualdad es la creación de enormes monopolios tecnológicos“.

Cinco de las empresas con mayor valor de mercado del mundo son de Silicon Valley.

Las grandes empresas de Silicon Valley son también los grandes monopolios del mundo.

Con gran capacidad para el lobby político y para el control cultural. (iStock)

La tendencia es tan inesperada como fatal: la tecnología crea monopolios. Pero no sólo económicos: también políticos y culturales.

Su manera de hacer lobby difiere  en las tecnológicas “poseen las plataformas en las cuales se publica el material”.

Con lo cual tienen, en sí mismas, una “importante influencia sobre la opinión pública y el activismo”.

Así muere la idea de asociación libre en los ciudadanos.

Bartlett llega al último punto de su libro: el reclamo de la protección de la privacidad ha dado lugar al surgimiento de una “cripto-anarquía”.

Que aspira a socavar los grandes poderes —incluido el de los estados— mediante la encriptación.

En nombre del respeto al dominio individual de los datos propios, “amenaza con debilitar al estado casi al punto de su colapso”.

La tecnología de cifrado de clave pública más popular es bitcoin. 

La enorme base de datos donde se guarda cada transacción que se realiza en bitcoin, blockchain, “puede también guardar otra información”.

La tecnología blockchain permite guardar todo tipo de información, no sólo transacciones económicas, de manera descentralizada. (Getty Images)

En las democracias, que son un sistema donde la libertad puede ser eliminada,

La cripto-anarquía es dinamita contra el control estatal.

Porque desafía la autoridad del gobierno para coercionar a la gente que se halla dentro de sus fronteras y a controlar la información.

Jamie Bartlett comenzó escribiendo panfletos optimistas sobre el modo en que la tecnología mejoraría el sistema político. Ahora avizora el fin de la democracia. (Flickr)

“Si transportásemos a 2018 a Locke, Rousseau, Jefferson, Montesquieu, estarían deslumbrados por nuestros smartphones, aviones, bitcoins, hospitales, emojis y lanzacohetes.

También estarían asombrados de descubrir que todavía nuestras democracias funcionen del mismo modo“, observó el autor.

“Como la inteligencia artificial, la democracia es una tecnología de propósito general.

Dado que puede cambiar, cada una de sus fases debería ser un producto de su época.

Su conclusión es sombría: “A menos que modifiquemos el rumbo, la democracia será arrasada por la tecnología y se unirá al feudalismo, las monarquías supremas y el comunismo como otro experimento político que funcionó por un tiempo”.

Cree, sin embargo, que todavía se está a tiempo de evitarlo.

Fuente: www.infobae.com

Mariana SosaLas tecnologías digitales están a punto de derrotar a la democracia y el orden social
Seguir Leyendo

Crecer con Inteligencia Artificial…una nueva generación

 

Esta es la primera generación de niños en crecer con una IA ubicua: 

Un mundo en el que casi cualquier pregunta, artículo comprado o capricho cumplido es posible con un comando.

Plantea preguntas profundas acerca de cómo los niños interactúan con la tecnología, con otras personas. Y cómo puede moldear sus interacciones y desarrollo.

Según un estudio, los dispositivos domésticos inteligentes como Google Home y Amazon Echo estarán en más de 50 millones de hogares  a finales de este año.

Las plataformas de control de voz, como Google Assistant, y otras integradas en teléfonos inteligentes, tienen una penetración mayor.

“Al igual que todas las tecnologías nuevas y exitosas se dan por sentadas por cada generación que nunca ha vivido sin ellas.

La existencia de las tecnologías formará parte del tejido y la base de esa generación”, dijo Jonathan Collins, director de investigación de ABI.

“Desarrollarán y refinarán o rechazarán las tecnologías que heredan”.

Pero el interés de un bebé en un asistente de voz está vinculado a la curiosidad natural.

Hirsh-Pasek compara el concepto general con un juguete clásico de la infancia, el Jack in the Box.

Después de iniciar la interacción, hay emoción, que actúa como un reforzador.

Rachel Severson, psicóloga infantil  que ha publicado estudios sobre las interacciones de los niños con la inteligencia artificial y la tecnología inteligente.

Dice que los niños piensan en las tecnologías personificadas como algo entre animado e inanimado.

“Hay numerosas anécdotas que los niños pequeños creen que hay una pequeña persona dentro del dispositivo.

O que hay una persona en el otro extremo del intercambio, como un teléfono”, dijo Severson.

“Esto demuestra que los niños están tratando activamente de descubrir cómo conceptualizar estos dispositivos: ¿están vivos o no?”

El tema aún no se ha estudiado exhaustivamente.

Pero algunas investigaciones indican que los niños entienden que un dispositivo como Google Home es una pieza de tecnología inteligente.

Pero también ven estos aparatos en términos psicológicos, como emociones, como capacidad de pensamiento y amistad.

Y merecedor de tratamiento moral, agregó Severson.

Ella cree que este sentimiento se hará más pronunciado a medida que la inteligencia artificial se vuelva cada vez más compleja y “real”.

Amazon ofrece una gran cantidad de contenido amigable para los niños para dispositivos Echo. 

Incluidos podcasts que reproducen cuentos a la hora de dormir e incluso juegos basados ​​en audio, entre otros.

“Reconozco la preocupación de los padres por reducir el tiempo de pantalla de acuerdo con los límites recomendados para la edad.

Muchos padres ven los dispositivos de inteligencia artificial en el hogar como una forma de involucrar a los niños sin el uso de pantallas”, dijo Severson.

“Sin embargo, no creo que haya un consenso todavía sobre el impacto en los niños, positivo o negativo”.

Severson ve ventajas y desventajas sobre los altavoces inteligentes:

Le dan a los niños una medida de autonomía para elegir música o historias, por ejemplo.

Pero la interacción excesiva con ellos podría limitar la cantidad y la calidad de las interacciones sociales humanas.

En este punto, dijo, no hay suficiente investigación para ofrecer a los padres pautas cuando se trata de niños y los asistentes de voz.

“Estos dispositivos son demasiado nuevos y se han adoptado tan fácilmente que estamos realizando una especie de experimento natural”, dijo.

“No me sorprendería si viéramos más diseños y programas específicos para niños en estos dispositivos.

En gran parte porque los niños no eran los que los usuarios finales que imaginaban originalmente. …

Creo que tiene sentido hacer la pregunta de qué propósito está siendo atendido y parece algo que agrega valor a su vida y la de sus hijos “.

Alexis Hiniker, profesor asistente de interacción de computadora humana en la Universidad de Washington, está de acuerdo.

Ella argumenta que nuestras interacciones con estos dispositivos no son realmente conversaciones.

A pesar de que Amazon Echo y otros altavoces inteligentes son considerados como “agentes conversacionales”.

“Incluso las interacciones de los adultos con los parlantes inteligentes son superficiales”, dijo Hiniker.

“En general, los niños en desarrollo aprenden rápidamente el lenguaje en los primeros años de vida.

Pero esto no solo sucede porque los niños son buenos aprendiendo esta habilidad; también sucede porque los adultos son muy buenos para enseñarla”.

Y a diferencia de los adultos, los altavoces inteligentes actualmente no son capaces de adaptarse a la capacidad de habla de un niño en tiempo real.

“Alexa no podrá enseñar a un niño a hablar. Al igual que los niños no pueden aprender a hablar desde la televisión”, dijo Hiniker.

“A pesar de que los altavoces inteligentes, a diferencia de la televisión, son interactivos.

En ningún caso se acercan a la sofisticación de un ser humano.

Más específicamente, a la de un adulto que puede entrenar a un niño por instinto para aprender su primer idioma”.

La investigación muestra que los bebés conocen más las voces de las personas que los rodean, incluso antes de nacer.

Es posible que un asistente de voz no sea la relación más rica en la vida de un niño, pero es una presencia que probablemente durará mucho.

Fuente: Samantha Murphy Kelly , CNN Business

 

Mariana SosaCrecer con Inteligencia Artificial…una nueva generación
Seguir Leyendo

BIG DATA Y ANÁLISIS DE DATOS: LA NUEVA INVERSIÓN DE LOS EMPRESARIOS

 

Si bien el análisis de datos y el big data no es algo nuevo para los negocios, es cada vez más frecuente su utilización.

El 57% de los empresarios pretenden invertir en esta herramienta para conocer más a fondo a sus potenciales y actuales clientes.

Luego del escándalo protagonizado por Cambridge Analytica, la reputación de las bases de datos estaba por los suelos, pero, aun así, se sigue apostando a ellos como ayuda para los empresarios a la hora de diseñar estrategias publicitarias.

De acuerdo con un análisis de eMarketig, el 57% de los empresarios está interesado en invertir en big data y análisis de datos.

En tanto al restante 52%, dirigen sus inversiones hacia la publicidad en internet.

Los puntos positivos del análisis de datos son muchos, entre ellos, que cada año aumentan su volumen. Lo que les permite a los departamentos de marketing de las empresas ajustar, cada vez mejor, sus estrategias.

En el 2017, según un estudio realizado por International Data Corporation (IDC) en España.

El 58% de las empresas utilizaron la base de datos con el fin de recaudar información para ajustar sus productos o servicios.

El 42% usaron los datos con la finalidad de realizar propuestas valiosas y ofertas personalizadas para poder atraer nuevos clientes.

Así como también para reforzar la fidelidad de los que ya poseía.

El éxito del uso de datos radica en saber establecer conexiones entre los datos obtenidos, para poder crear ideas innovadoras y rentables para la organización.

Que les permita visualizar nuevos nichos en el mercado, saber sobre el comportamiento de los consumidores y adaptar estrategias competitivas.

CONCLUSIONES

Si tener buenas fuentes de datos empresariales es importante (ERP, bases de datos, repositorios, documentación, etc.) también lo es realizar un buen análisis de datos sabiendo qué respuestas queremos obtener.

Todas las empresas tienen fuentes de datos empresariales, pero no todas son capaces de analizar todos esos datos para mejorar su negocio. Hoy en día, una empresa que no haga un buen análisis de datos está condenada a desconocer su futuro o a tomar decisiones que permitan amortiguar una posible caída en las ventas, la satisfacción de los clientes o los productos y servicios que ofrece a sus clientes.

Fuentes:

  1. www.mundomarketing.com
  2. Angel M.Rayo

 

Mariana SosaBIG DATA Y ANÁLISIS DE DATOS: LA NUEVA INVERSIÓN DE LOS EMPRESARIOS
Seguir Leyendo

Inteligencia Artificial utilizada para afrontar cambios sociales

 ¿Qué es la Inteligencia Artificial (IA)?

¿En qué se diferencia de otros conceptos como la computación cognitiva o el aprendizaje automático (machine learning)?

¿Porqué en los últimos años se produce un cambio de paradigma que hace pensar en la utilización de la IA para afrontar desafíos sociales en el campo de la salud, la educación o la seguridad, entre otros?

Se habla de Inteligencia Artificial equiparando su definición a la de conceptos que son parte de ella o la complementan, o constituyen una base para su desarrollo,si bien, en esencia, conforman realidades diferentes.

Machine learning, computación cognitiva, deep learning, redes neuronales o, incluso, Big Data, ponen de manifiesto que nos asomamos a un nuevo mundo.

En esencia, podemos decir que la IA busca resolver cuestiones abiertas en la interacción de las personas con las máquinas.

Para crear sistemas que de verdad les ayuden de manera inteligente.

La Inteligencia Artificial combina técnicas y algoritmos con los que crear máquinas con capacidades similares a las  del ser humano.

Tales como razonamiento lógico, conocimiento, planificación, capacidad de procesamiento del lenguaje natural, percepción o inteligencia.

Aunque estos fundamentos teóricos y tecnológicos -que son los básicos de la IA- han permanecido inalterables desde hace varias décadas.

Algo ha cambiado en el entorno. Haciendo que la sociedad  y la Administración Pública tomen en consideración la Inteligencia Artificial a la hora de desarrollar sistemas.

Lo que  ha cambiado en estos años es, el factor de escala. Orientando su aplicación a campos más estrechos (narrow AI) y tareas más específicas.

A ello se ha unido la masiva digitalización y la mejora sustancial de la capacidad de procesamiento, a precios asequibles.

Hoy tenemos la capacidad de procesar un enorme volumen de datos, en tiempo útil para la toma de decisiones.

Se ha señalado también un factor emotivo  que se expresa en una mayor disposición a aceptar cambios.

CONCLUSIONES

El cambio de paradigma viene motivado por la digitalización masiva y la mejora sustancial a precios asequibles de la capacidad de procesamiento en términos de potencia.

La velocidad a la hora de procesar los datos. Y la capacidad de hacerlo en tiempo útil para la toma de decisiones. Es una de las claves para el desarrollo de la Inteligencia Artificial.

En los últimos años se ha producido una “democratización” de la IA, “la IA a un clic”. Éstos pueden engranar fácilmente píldoras de IA en apps.

Esta “democratización” muestra también que las personas empiezan a tomar conciencia de que los dispositivos que utilizan en su vida cotidiana. Hacen uso de algoritmos propios de la IA.

Compartir la información más allá del ámbito académico o de sectores profesionales muy específicos impulsa el desarrollo de la IA.

Aplicaciones

Un informe reciente del Gobierno de EE.UU., titulado “Preparing for the Future of Artificial Intelligence”, señala que un área de gran optimismo acerca de la IA y el aprendizaje automático radica en su potencial para mejorar la vida de las personas.

Los expertos reunidos pusieron de manifiesto que estamos ante un escenario en el que caben multitud de aplicaciones prácticas con las que la IA podría materializar esta mejora de la vida de los ciudadanos.

El Sector Público puede aumentar significativamente su eficacia y eficiencia gracias a la incorporación de soluciones de IA.

Los expertos han señalado, al menos tres dominios principales de aplicación de carácter transversal:

El primero, la agilización de la propia operativa interna.

El segundo, la mejora de la calidad en la prestación de los servicios públicos a ciudadanos y empresas.

Y por último, la contribución a la creación de un ecosistema en el que puedan florecer empresas de base tecnológica en el campo de la IA, apoyándose en el modelo de la triple hélice -Empresa, Universidad y Administración-.

Si nos fijamos en áreas sectoriales de aplicación, podemos identificar una amplia variedad de casos de uso, por ejemplo:

Turismo: Gestión inteligente de reservas, servicios de localización y personalización para atender a las necesidades específicas de cada visitante.

Salud: Chatbots para el paciente, aplicaciones que hagan uso de la Historia Clínica Electrónica (HCE).Basadas en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10). Validación de si un paciente ha ingerido una determinada sustancia, procesamiento de RMN de corazón, etc.

Todo ello da lugar a un cambio de paradigma en la relación médico paciente, poniendo a éste en el centro.

Educación: Corrección automática de exámenes, mejora de la eficacia en la lectura, aprendizaje de las matemáticas, etc.

La clave radica en la personalización: se trata de centrarse en la persona, en sus capacidades y posibilidades. Más que en el seguimiento de un programa concreto por toda la clase.

Seguridad: Un sector donde la IA aportará un gran avance es el de la Seguridad. En el que se empiezan a aplicar ya, soluciones basadas en IA que unifican criterios.

Comparten información y analizan globalmente todos los inputs, favoreciendo la colaboración entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de distintos países.

Conducción autónoma: En este ámbito se necesita disponer de una regulación, en línea con la ya establecida para el uso de los sistemas de estacionamiento asistido de los coches.

Se precisa tener en cuenta la relación entre el factor humano, la infraestructura y el vehículo, en el marco de la visión 0 víctimas en accidentes de tráfico en el horizonte 2050.

Fuente: Administración Digital 2020

Mariana SosaInteligencia Artificial utilizada para afrontar cambios sociales
Seguir Leyendo

La transformación digital: mitos y realidades

.

 

Hice un resumen de las más de dos horas de conferencia que realizó Joana Sánchez, presidenta de Iniced (Instituto del Conocimiento y Estrategia Digital) que comparto en este artículo junto con algunas reflexiones.

La conferencia empezó con una comparación muy acertada entre el feudalismo, el capitalismo y la actualidad que estamos viviendo.

El  feudalismo(época de las ciudades estado) basado en una serie de lazos y obligaciones que vinculaban a vasallos y señores.

El capitalismo(desarrollo de las naciones estado) fue un sistema económico y social basado en la propiedad privada de los medios de producción.

En la importancia del capital como generador de riqueza y en la asignación de los recursos a través del mecanismo del mercado.

En la época de la inteligencia en red, a través de distintos ejemplos, nos explicó lo que realmente estamos viviendo en nuestra sociedad, un cambio permanente como eje de la transformación global.

No estamos en una época de cambios, sino en un cambio de época

Esta prohibido confundir la época de cambios con el cambio de época que estamos viviendo.  nuestro mercado o sector no está cambiando , está cambiando todo el entorno global de este mercado o sector, y no estoy hablando de herramientas tecnológicas, marketing o redes sociales, sino de relación con las personas, en un sistema económico, social y político totalmente diferente al que nos tiene acostumbrados nuestra sociedad actual.

Sánchez comentó que la transformación digital consiste en la reorientación continua que deben hacer las empresas hacia un modelo eficaz de relación digital en cada uno de los puntos de contacto con la experiencia del cliente.

Me gustó escuchar que muchas empresas están incorporando el Chief Apologize Officer(CAO), que no deja de ser otra cosa que el responsable de pedir disculpas al cliente.

La conferencia giró en torno a cuatro puntos clave:

1. Digital es marketing

Con tres puntos clave para iniciar este cambio, la visión, la cultura y el liderazgo.

La visión estratégica es ver que la transformación digital es igual a la transformación del negocio, la cultura de ver que tenemos que convertir lo convencional en extraordinario y el liderazgo es cambiar el paradigma, ilusionar al equipo, gestionar el cambio, administrar resultados, innovar y transmitir.

¿Ustedes creen que las personas y la cultura no son los mayores obstáculos para la transformación digital?

2. Digital es tecnología

Entendiendo que la tecnología va a obligarnos a modificar los procesos y sobre todo a conocer el employee journey map (etapas del viaje del trabajador) para poder potenciar su marca personal digital (digital employer branding).

Uno de los grandes retos es conseguir que la comunicación interna entre empleados sea digital.

El objetivo es salir de nuestra zona de confort, modificar los procesos internos y gestionar el cambio de las personas de los equipos de trabajo.

¿Cambiarías para tener mejores resultados?

3. Digital es un canal más

La charla se centró en la preparación de nuevas estrategias dirigidas al cliente digital, en colocar a los clientes en el centro de la organización. Y una de las piezas clave fue conocer que a partir de ahora tenemos que atraer, convertir, cerrar y enamorar.

Desaparece la palabra ‘fidelizar’ y aparece ‘encantar’ en el proceso de compra.

Para eso es importante conocer el customer journey map (etapas del viaje del cliente).

Pero se dice que, en dos años, el 85% de las relaciones con los clientes se gestionarán mediante chatbots. ¿Cómo conseguiremos enamorar al cliente? ¿Cómo será la experiencia de usuario?

4. Digital es eCommerce

Se analizó el nacimiento de nuevos modelos de negocio y fuentes de ingresos. Que ya usan nuevas tecnologías para interactuar con sus clientes.

Estamos hablando de realidad aumentada o virtual, inteligencia artificial, robótica, impresiones 3D, drones, big data y, por supuesto, de blockchain.

¿Crees que estas nuevas herramientas nos darán el resultado esperado?

Tenemos grandes desafíos que nos llevarán a trabajar duro y estoy hablando de omnicanalidad, mobile, hiperpersonalización y big data.

¿Estas impulsando el cambio o estas siendo impulsados por él?

Mariana SosaLa transformación digital: mitos y realidades
Seguir Leyendo

Cómo manipular mentes

Chris Wylie, exdirector de investigación de Cambridge Analytica, era uno de los encargados de idear las tácticas psicológicas.

Que usó la consultora para influir a los votantes de las últimas elecciones de EEUU.

Ahora explica cómo funcionan estas tácticas para manipular mentes.

 

Chris Wylie fue una de las mentes pensantes tras el escándalo de Cambridge Analytica.

La consultora que manipuló las elecciones estadounidenses a favor de Donald Trump a través de Facebook, y que todo saliera a la luz.

Wylie reveló cómo usaron tácticas psicológicas para manipular a los votantes a The Guardian en marzo de este año. Se calificó a sí mismo como el creador de “la herramienta de guerra psicológica de Steve Bannon“.

Desde entonces Wylie ha hablado en numerosas ocasiones sobre cómo Cambridge Analytica manipuló psicológicamente a los usuarios. Recientemente, durante una entrevista le explicó al público cómo funcionan las tácticas psicológicas que emplearon.

Su objetivo es que las personas puedan protegerse de este tipo de manipulaciones gracias a un mayor conocimiento.

El exdirector de investigación explicó que su rol en la consultora era emplear tácticas militares propias de la guerra de la información y convertirlas en operaciones digitales.

Como explican desde Forbes, este tipo de estrategias militares consistían en mandar infiltrados para que sacaran información.

El topo entonces se encarga de identificar al tipo de persona que puedes machacar psicológicamente. “Encontrarían a personas menos resistentes psicológicamente…básicamente intentabas empeorar la desconfianza y la paranoia“, explicó Wylie.

La clave de llevar estas tácticas al mundo digital es que identificar y manipular a los más débiles puede hacerse a gran escala.

Creando un perfil falso de Facebook pueden desarrollar una relación con personas en la red y mediante comentarios hacerles creer que hay muchos otros usuarios que tienen la misma ideología que ellos.

Cambridge Analytica: ¿Dónde están sus líderes y a qué se dedican ahora?

La manipulación tiene sus raíces en el mundo virtual, después podían llevarlo al mundo real, la parte más peligrosa del proceso.

“De repente esta fantasía online se convierte en una realidad muy tangible“, asegura Wylie, haciendo referencia al momento en el que un usuario se encuentra rodeado de personas reales que supuestamente piensan igual que ellos.

Ahí es cuanto nace el verdadero movimiento, que en términos militares se conocería como insurrección.

Hoy Wylie califica sus acciones como antidemocráticas. Asegurando que actuaban sin tener en cuenta la libertad de acción de las personas.

“La idea de tratar a votantes de la misma manera en la que tratarías a terroristas“. Fue lo que le hizo dar el paso y el chivatazo.

Escrito por Christiane Drummond  para http://www.ticbeat.com
Mariana SosaCómo manipular mentes
Seguir Leyendo